Volta que deu merda. Sobre las protestas en Brasil.

Artículo escrito por X. L. reproducido íntegramente.

Todos hemos visto las ya familiares imágenes en Internet o en televisión. Decenas o centenares de miles de personas en las calles protestando. Pancartas, consignas, cánticos y concentraciones. Brutal represión policial, palizas y gases lacrimógenos. Coches en llamas. Las similitudes con las recientes protestas en Turquía o, salvando las diferencias, con lo que ocurriera en España hace no tanto tiempo, han llevado a muchos a apoyarlas sin reservas. Sin embargo lo que empezó como un movimento de carácter izquierdista relativamente limitado ha adquirido en los últimos días un tono sombrío que nos debe hacer reflexionar sobre la importancia de informarnos debidamente sobre un tema antes de opinar sobre él o apoyarlo. volta_que_deu_merda

Las protestas iniciales fueron organizadas por Movimento Passe-Livre (MPL), un grupo autonomista que desde siempre ha centrado su actividad en la lucha por un transporte público y gratuito. Dirigidas contra la decisión del alcalde (PT, socialdemócrata/liberal) y gobernador (PSDB, socialdemócrata según sus siglas y conservador en la práctica) de São Paulo de subir los precios de autobús y metro, las protestantes fueron inicialmente apoyadas por un amplio espectro de partidos y movimientos a la izquierda de los gobernantes (PSTU, PSOL, PCB, etc), pero debido a la orientación anarquista y apartidista del MPL su participación fue rechazada.

Los grandes medios, partidos gobernantes y personalidades conservadoras del país denunciaron duramente las protestas justificando la brutalidad policial (con imágenes ampliamente difundidas de palizas a manifestantes y disparos con pelotas de goma a quemarropa), tachando de vándalos anti-demócratas y radicales a los manifestantes. Hasta aquí, sin duda, estas revueltas podrían parecer muy similares a las que se repiten constantemente por todo el planeta, y más allá de nuestras diferencias políticas con el MPL serían merecedoras de todo nuestro apoyo. Sin embargo a los pocos días comienza a producirse un cambio notable.

Los medios y personalidades reaccionarias comienzan a percibir que sus audiencias tradicionales no están dispuestas a condenar las revueltas, llegándose a dar el caso de que una famosísima figura de extrema derecha de la TV brasileña es humillada en directo por su audiencia al preguntarles si condenan los actos de “vandalismo”. Se comienza a fraguar un cambio en el discurso, y los medios que antes condenaran las movilizaciones empiezan a decir que la furia está justificada ya que presenta una protesta contra “problemas mucho mayores”. Ya no se trata de los 20 céntimos del autobús, dice el mismo presentador ahora arrepentido y habiendo dado un giro de 180 grados a su discurso, sino que el pueblo Brasileño ha despertado y lucha contra la corrupción y el mal hacer de un gobierno de tendencias casualmente izquierdistas. Se repite la estrategia ya utilizada en Venezuela, Honduras u otros lugares, con la Red Globo (propiedad de un multi-millonario y dueña absoluta de la información audiovisual privada en Brasil) llamando a la movilización contra el PT y por el cambio. Se crean vídeos en inglés para el consumo externo con peticiones que, aunque sin duda legítimas, no tienen ya un carácter de izquierda ni mucho menos revolucionario. Se resalta el carácter apartidista (en parte marcado desde un principio por el MPL) y “ciudadanista” de las protestas, con protestantes que no son ni de izquierdas ni de derechas sino “simplemente Brasileños”. Centenares de miles de personas salen ahora a la calle, y se empiezan a ver pancartas que piden un golpe de Estado militar, quema de banderas rojas y palizas a a comunistas y anarquistas. Incluso algunos policías, que antes reprimiesen a los manifestantes con tanta dureza, llegan a sumarse al movimiento.

Es en este momento cuando se le comienza a helar la sangre a mucha gente en el país, ya que el anterior golpe de Estado fascista fue precisamente precedido por una marcha multitudinaria por la “libertad” y en contra del progresista João Goulart, que sería depuesto poco tiempo después por los militares. Empiezan a perder importancia el objetivo inicial de las protestas, y progresistas y revolucionarios de todas las tendencias tratan de unirse para hacer de contrapeso a la creciente influencia derechista y reaccionaria en las calles. Están convocadas para los próximos días grandes movilizaciones organizadas por la izquierda, que espera esta vez no ser barrida a palos por los fascistas de las calles y recuperar el liderazgo de unas protestas que ellos comenzaran.

¿Existe una moraleja en toda esta historia? Si la hay, es simple. No debemos transplantar experiencias o formas de análisis de un país a otro sin más, ya que cada pueblo y estado tienen su historia y particularidades que pueden dar un contenido muy diferente a eventos superficialmente similares. En este caso en concreto, y como es bien conocido, existen grandes y poderosos intereses en América Latina por acabar con cualquier gobierno que no sea un servidor sin fisuras de los intereses imperialistas, por muy tibias que pudiesen parecer sus políticas. Por muy legítimas que sean ciertas críticas contra el PT no debemos pensar que siempre que se movilicen grandes masas en las calles deben merecer éstas automáticamente nuestro apoyo, porque por desgracia también los programas más retrógrados y reaccionarios son capaces de movilizar a mucha gente. Prestemos atención, siempre, al carácter de las peticiones, a quién las organiza, y a cómo reaccionan ante ellas los poderes establecidos y los medios de comunicación oligarcas y monopolistas. Tan improbable es que la Red Globo apoye un cambio transformador progresista en Brasil como lo sería aquí que La Razón o Antena 3 llamasen a la revolución y al socialismo.

Ante la gran velocidad con la que cambia la situación en Brasil no queda más remedio que seguir con atención cada desarrollo, tratando siempre de apoyar al pueblo trabajador Brasileño en su lucha contra el fascismo, el imperialismo y por una nueva sociedad auténticamente transformadora.

 

Autor: X. L.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

No hay izquierda en el PSOE

No han tardado en salir voces defendiendo a Talegón tras ser expulsada de la manifestación por la vivienda el pasado viernes. Se han apresurado muchos defensores del “civismo” a criticar la actuación de la gente allí concentrada y a defender que nada tiene de campaña de “lavado de cara” lo que sucede ahora en el seno de este partido. Incluso quieren convencer de que en el interior del mismo existe contraposición entre las “bases” y la “cúpula”, como insinuando que se puede regenerar “desde dentro” el socialismo en un partido que representa justamente lo contrario, representa cómo el capitalismo destrozó el socialismo desde dentro.

El PSOE no está haciendo más que seguir el juego con el que llevan más de 30 años, ese juego que hace que el partido que nos metió en la OTAN con engaños, salga a manifestarse sin vergüenza para gritar “no a la guerra”, mientras su brazo armado asesina civiles inocentes en Kosovo, el Golfo o Afganistán, para el lucro de las grandes transnacionales de los países ricos. Y hace esto mientras dice rechazar el terrorismo, como decía rechazarlo mientras creaba los GAL, símbolo del terrorismo de Estado.

talegon

Aún así se empeñan en decir que quedan socialistas en el PSOE, en un partido que viene realizando medidas privatizadoras desde los 80, es decir, realizando robos a la clase trabajadora. Podemos recordar solo algunos ejemplos de patrimonios del pueblo vendidos a las garras del sector financiero del que es aliado, como Endesa, SEAT, Argentaria o Telefónica, privatizadas con la ayuda del PP.

Pero nada, insisten. Una “izquierda” que no tiene problema en militar en un partido que en 1991 encargó a un banquero franquista y consejero de BBVA un informe, el informe Abril Martorell, con el que se definió un programa de privatización completo tras la caída del muro en el que el que fue falangista militante dictaba que para que la economía “fuese bien” había que privatizar lo más posible. Y de aquellos barros, estos lodos.

Y a lo mejor a los “socialistas de base” del PSOE tampoco les importa la responsabilidad de esta organización en la privatización de la sanidad con medidas como su “medicamentazo” o con su alianza para aprobar la Ley 15/97 de Nuevas Formas de Gestión -votada por el PP, PSOE, CiU, PNV y CC- que es la que da cobertura legal al desmantelamiento de la sanidad pública actual. Y si CASMADRID y MATUSALÉN recogen 500.000 firmas para presentar la derogación de la ley, pues se ignora la voz del pueblo, como se ha hecho siempre. Muy “socialista” todo, sin duda.

No menos “socialista” fue la creación por parte del PSOE de la ley de doble red que permitía la existencia de colegios concertados financiados por las arcas públicas, comenzando el proceso privatizador, colegios a los que ahora se destinan las partidas presupuestarias mientras se cierran los públicos. Como “socialista” es también aplicar la LOU-BOLONIA, haciendo caso omiso a las masivas manifestaciones, encierros y protestas estudiantiles que se alzaban contra esta medida que convierte la educación universitaria en un privilegio para quien pueda pagársela y obligando a muchos estudiantes y familias obreras a endeudarse para poder acceder a estudios universitarios.

Pero ahí no queda la cosa. Resulta que dicen que hay muchas bases en el PSOE que, muy de “izquierdas” ellas, siguen manteniéndose ahí con esperanza, a pesar de que su partido firmase con nocturnidad y alevosía la reforma del artículo 135 de la Constitución, primera y única, para dar prioridad a la deuda financiera, para salvar a la banca –a la que el partido ya inyectó 30.000 millones en 2008- haciendo que predominen sus intereses frente a las necesidades sociales, vendiendo al pueblo para salvar al capital.

Y esos mismos bancos a los que rescatan son los que desahucian personas dejándolas en la calle. Y ponerse del lado de las multinacionales, en lo que supone un abierto y criminal ataque contra el pueblo, tampoco parece ser suficiente para que esa maravillosa base de “izquierdas” salga huyendo de sus filas, como tampoco lo han hecho a pesar de que la “cúpula” se haya negado a aprobar unas medidas de mínimos que la PAH lleva exigiendo cuatro años, cuando aún el PSOE estaba en el Gobierno. Ni a pesar de que en febrero de 2011 o junio del mismo año, el susodicho partido rechazara dar luz verde de la dación en pago. Debe ser más escandaloso que se les eche a ellos de las manifestaciones a que se expulse a la gente de sus casas debido a sus políticas capitalistas.

Y si atacar abiertamente a las personas que están en paro, privándolas del derecho a vivienda a favor del derecho a la opulencia de la clase dominante no remueve conciencias en esas bases “revolucionarias”, por qué iba a hacerlo la reforma laboral que permitió a los empresarios dejar en la calle a la gente pagando menor indemnización y amplió las posibilidades del “despido objetivo”. O la legalización de las ETT y la creación del Plan de Empleo Juvenil, más medidas para precarizar e impulsar los contratos basura, ampliaciones legales para explotar más y mejor al obrero.

Y así podríamos seguir enumerando las políticas aplicadas por este partido, pero con esta pequeña lista debería bastar para darse cuenta de que nadie de izquierdas puede quedar militando en el PSOE, nadie de la izquierda consecuente, nadie de la izquierda luchadora. Nadie. Y si hay aún quien cree serlo debe replantearse su definición de izquierda, porque la izquierda se preocupa antes de salvar al pueblo que de intentar salvar un insalvable barco que se hundió hace más de tres décadas y que navega desde entonces, conscientemente, en las aguas del capital.

Publicado en Uncategorized | 20 comentarios

La “izquierda” de clase media

Es una “izquierda” de mercadillo, una “izquierda” que se une a la derecha para llamar “radicales” a la izquierda de verdad. La “izquierda” del “si le han detenido en una manifestación, algo habrá hecho”.  Ellos dicen que son de izquierda, y lo dicen porque lo creen. Lo creen tanto como se creyeron lo de ser “de clase media”.

Son una “izquierda” a la que no le suena tan descabellado eso de “cambiar el PSOE desde dentro”,  la “izquierda” que ha asumido las consignas que el capitalismo inventó para ella para hace creer que hay oposición, que eran libres, para poder gritar que aquí hay democracia. La “izquierda” del bipartidismo, que se sitúa de vez en cuando, con un débil discurso despolitizado, contra alguna consecuencia, pero nunca contra la causa, jamás contra el sistema.

Son la “izquierda” que señala al corrupto, pero nunca al corruptor. La “izquierda” que grita “¡no a la guerra!”, pero a la que no tiene porqué causarle contradicción alguna apoyar al partido que metió al pueblo en la OTAN. Una “izquierda” que dice estar informada porque lee los medios, mientras la izquierda que critica el sistema intentar entender lo que ocurre a través de la historia, de la lectura profunda, del conocimiento de raíz. Y es que es una “izquierda” que aún no ha comprendido que la solución para el pueblo no va a emitirse en prime time en una cadena propiedad de multinacionales.

Es una “izquierda” que nunca es peligrosa para el orden establecido, porque los mismos que mantienen ese orden, han creado su discurso, y lo han llamado de “izquierda”. Una “izquierda” que ha aprendido lo que es “izquierda” viendo La Sexta, que sabe lo que son los sobres, los sobresueldos y los coches oficiales, pero que no sabría ni empezar a definir el capitalismo. Esa “izquierda” acrítica y desclasada que tiene tan contenta al capital, la que repite lo de la “mala gestión”, la de la “crisis de valores”.  La “izquierda” que mira al dedo y no a la luna.

Una “izquierda” que no sabe que no es izquierda. Una “izquierda” de clase media.

Lectura obligada: Poema a la clase media, de Mario Benedetti.

Publicado en Uncategorized | 6 comentarios

‘El País’ y la desvergüenza neoliberal

Ya ha corrido como la pólvora por las redes sociales el hecho de que el diario El País publicase la foto de un hombre entubado asegurando falsamente que se trataba del presidente venezolano Hugo Chávez, que se encuentra en Cuba por razones médicas.

No hace falta decir que El País es uno de los medios de comunicación que más ha manipulado sobre la figura de Chávez y más ha mentido sobre todo el proceso que se está llevando a cabo en Venezuela en favor del pueblo. No es de extrañar que lo haga, pues no es otra cosa que una empresa privada con intereses económicos a la que nada le conviene que prosperen los buenos ejemplos de gobiernos que legislan a favor del pueblo, en contra de los intereses del gran capital.

Este diario neoliberal no ha tenido más remedio que publicar un artículo de “rectificación” al respecto (1), un artículo que nace con la excusa de “pedir disculpas” pero cuyas verdaderas intenciones son, para no variar, las de manipular y crear una falsa visión de la realidad, al estilo, por ejemplo, de las invasiones y bombardeos estadounidenses hechos tras el pretexto de “salvaguardar la democracia”.

Como no podía ser de otra manera, las manipulaciones de El País en este vergonzoso artículo han ido a recaer sobre Cuba y Venezuela:

1. “La agencia [Gtres Online] ha reconocido que fue engañada por quien le proporcionó el material y que emprenderá acciones legales”. Casualmente la culpa resulta ser de la enfermera cubana que supuestamente cedió la fotografía y no de la agencia ni del diario que “obviaron” su obligación de contrastar las fuentes y la veracidad de los hechos. Llama la atención que este diario, que dice preocuparse tanto por los intereses de los “pobres” cubanos, vaya a denunciar a una enfermera, una trabajadora, -si es que existe tal enfermera- para salvar su pellejo de cara a la opinión pública.

2. “La corresponsal de EL PAÍS en la isla, Yoani Sánchez, es, además, una conocida y crítica bloguera vetada por las fuentes de información oficiales y cuyos movimientos son vigilados permanentemente por las autoridades, lo que dificulta cualquier trabajo de verificación. Tratar de que Yoani Sánchez se pusiese en contacto con cualquier fuente habría supuesto un riesgo para ella y las personas supuestamente implicadas en la foto.”

El País usa este insultante artículo para arremeter contra el gobierno cubano, asegurando que Sánchez se encuentra expuesta a una férrea vigilancia. Esta señora trabaja al servicio de los intereses económicos de Estados Unidos (2), y aún así, estando como está al servicio de una potencia extranjera enemiga, utiliza Twitter cada día para difundir mentiras sobre Cuba, sin represalia alguna, y escribe para un medio neoliberal extranjero como es El País sin problema, sin contar con su blog, que sigue abierto y funcionando. Cabe además preguntarse, si tan difícil es el “proceso de verificación” para esta bloguera al servicio del gran capital, ¿cómo es que la presentan como la supuesta fuente fiable de la isla cuya información utilizan como “sacrosanta” verdad absoluta?

3. En un momento dado El País trata de justificar su “error” achacando parte de la culpa a “la falta de transparencia de las autoridades”. Suponemos entonces que el hecho de no tener acceso a cierta información da derecho a inventársela según el libro de estilo de lo que llaman “periodismo”, como se ha hecho recientemente con unos falsos campos de concentración en Corea del Norte, por poner sólo un ejemplo de los cientos a los que se podría hacer referencia.

4. Aprovecha este diario neoliberal para atacar a Diosdado Cabello. Es decir, que el periódico difunde, como siempre, una información ficticia y así de paso se dibuja como víctima, demonizando al Gobierno venezolano. Como viene siendo habitual recurren a su repulsivo uso de la neolengua con expresiones como “medios oficiales”. Suponemos que lo que querrá decir aquí son medios públicos, pero rara vez leeremos en este diario llamar a RTVE “medio oficial”, pues tienen claro lo que ello evoca en el lector, razón por la que también usan expresiones como “régimen” o “chavismo”, términos nada casuales que han sido utilizados en este Estado para referirse a la dictadura de Franco y que despiertan en el subconsciente relaciones con ella, a la que, por cierto, no atacan tanto.

Aclaremos pues dos aspectos. En primer lugar el Gobierno venezolano no sólo ha sido elegido en unas elecciones democráticas que cuentan con un inmenso número de observadores internacionales, precisamente con el fin de evitar este tipo de manipulación de los medios oligárquicos, sino que además este país cuenta con la que ha sido tildada de la Constitución más democrática del mundo. Y en segundo lugar que, mientras El País habla de “medios oficiales” con el fin de manipular, ya que a lo que se refiere es a medios públicos, obvia que en Venezuela el 80% de los medios se encuentra en manos privadas (3), unas manos que, además de la manipulación mediática diaria a la que tratan de someter al pueblo, ocultaron el golpe de Estado perpetrado contra Chávez en 2002, desinformando mientras el presidente elegido por el pueblo era secuestrado para imponer una dictadura que favoreciese al capital al que ellos representan (4), al igual que lo representa El País.

(1) “La foto que El País nunca debió publicar” 

(2) ¿Quién está detrás de Yoani Sánchez?

(3) “El ocultado rostro del presidente Chávez”

(4) Recomiendo encarecidamente a este respecto el documental “La revolución no será televisada”

Publicado en Uncategorized | 7 comentarios

Por un 2013 de lucha

Ya es 2013. Ya ha pasado un año más. Ya nos centramos en una nueva cifra. Nos piden que dejemos atrás el pasado, que ya lo que ocurrió antes no importa. Nos imponen, mediante reglas culturales, que empecemos de nuevo, que miremos hacia el futuro de forma ambiciosa, que pidamos, ¡que deseemos! Nos dicen que formulemos resoluciones novedosas, nos imponen un carpe diem que debemos cumplir para no quedar obsoletos, para no estar anclados en el pasado, que eso “ya no se lleva”. Todo eso nos dicen. Todo eso y mucho más.

Pero muchos tenemos una resolución, un deseo, una, llamémoslo, ambición, que nada tiene que ver con dejar atrás nuestro pasado, el de muchos, el de quienes lucharon por lo mismo por lo que luchamos ahora nosotros. Quieren silenciar nuestros reclamos, quieren hacer del “¡Pan, paz y tierra!”, del “¡No pasarán!”, consignas muertas y enterradas, enterradas en las cunetas como los cuerpos de aquellos que las entonaron alguna vez. La memoria les da miedo.

Somos conscientes y, por eso, luchamos. Por ellos, por la memoria de los caídos, la de los presos, la de los sufridores que reclamando justicia fueron fusilados y torturados por la que así se hacía y se hace llamar sin vergüenza alguna. Por la memoria de los nuestros. Seguimos con su lucha, con la del pueblo contra el capital, la del obrero contra el burgués. Seguimos con la lucha del explotado contra el explotador. No olvidamos. ¿Tembláis? Pues vamos por buen camino.

La lucha continúa. Porque la memoria no se entierra en las cunetas.

¡Feliz año 2013!

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

No es casualidad

La burguesía tiene miedo a la voz del pueblo. Tiene miedo a que se escuchen las gritos de quienes se alzan contra el sistema, de quienes lo denuncian al margen del discurso hegemónico que ha creado y perpetúa una falsa realidad, de quienes saben que esta crisis no es económica ni fruto de políticos inútiles. Tienen miedo, pavor, a que la clase obrera se organice y luche haciendo tambalear los cimientos del capitalismo. Y como tienen miedo aumentan sin titubear su escandalosa y sádica represión mientras nos hablan de democracia.

En este momento de crisis estructural del sistema capitalista, que implica el expolio de derechos y libertades a la clase trabajadora, se han multiplicado las protestas populares, se ha aumentado el sentido de unidad de lucha y, sobre todo, se está incrementando la conciencia de clase del pueblo –poco a poco-, un pueblo que comienza a comprender que no es, ni mucho menos, libre.

242156_10152120011245214_495203813_o

Es entendiendo esto que la burguesía incrementa los esfuerzos por apretar las mordazas, más necesarias ahora que aprieta más aún nuestros grilletes, y lo hace a través de la represión física, económica, estructural y psicológica. La ingente escalada represiva contra el pueblo, propia de un régimen abiertamente totalitario, lleva implícita la actuación del Estado español por tener contentos a los cuerpos “de seguridad” que la ejercen, pues estos son la barrera entre explotados y explotadores, el brazo armado del poder que no debe volverse en contra del mismo.

Entonces, la violación de derechos que sufre el pueblo en forma de represión no es casualidad. No es casualidad que:.

  • Se identifique, vigile, apalee y detenga a luchadores en las calles en cada movilización mientras quienes lo hacen esconden sus identificaciones creando total indefensión.
  • Los medios de comunicación silencien tanto las protestas como las brutales agresiones policiales y arrestos, ejerciendo su consabida complicidad con la dictadura del capital.
  • Se le conceda al máximo responsable de la UIP una condecoración meritoria que, además, incluye una subida del 10% de su sueldo mientras el resto de trabajadores tiene que hacer frente a una miseria impuesta.
  • Mientras se privatizan la sanidad y la educación, mientras se retira todo gasto social, los PGE 2013 incluyan el aumento de un 1.800% en gasto policial.
  • El Gobierno indulte a cuatro mossos d’Esquadra condenados por torturas, el mismo cuerpo represor que pocos días antes de recibir esta concesión de gracia dejó ciega de un ojo a una mujer y abrió la cabeza a un menor, entre otras escandalosas actuaciones, en  la Huelga General en Catalunya
  • Se alabe el trabajo de estos perros de presa desde las instituciones y se calle desde la UE acerca de las violaciones de derechos humanos que aquí se están dando cada día contra los justos.
  • Se cree un nuevo cuerpo represor que ayude a los antidisturbios, la Unidad de Prevención y Reacción o  Bronces, formada por casi 400 agentes “del orden y la ley”.
  • Se multe con 500€ a personas por acudir a manifestaciones aplicando la ley de “desórdenes públicos”, sólo aplicable, en realidad, a los “organizadores”.
  • Se reforme el Código Penal para convertir en delito tipificado -ya que la condena y criminalización social vienen de hace tiempo- cualquier acto de protesta o, incluso, la difusión o apoyo a los mismos.
  • La Huelga General del pasado 14N se saldase con 155 detenidos y casi un centenar de heridos a manos de los piquetes del patrón, “los grises” vestidos de azul.
  • Uno de los detenidos de dicha huelga, Alfonso, continúe en prisión aplicándosele el régimen Fies-5, que implica férrea vigilancia y un alto grado de incomunicación. Es el único detenido a nivel europeo que continúa encarcelado por el sistema opresor, obligado a cumplir prisión preventiva bajo el pretexto de “alarma social”, algo que ni tan siquiera está tipificado, por lo cual tuvieron que inventar otra excusa para mantenerle ahí como cabeza de turco y aviso a todos los luchadores de que el sistema no va a permitir que nos salgamos con la nuestra.

No es casualidad. Es lucha de clases.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Y tú, ¿quién eres?

Tú, que ves desde la pasividad como nos quitan los derechos que muchos se dejaron la vida defendiendo.

Tú, que vives esclavo del trabajo para no llegar a fin de mes.

Tú, que no sabes si podrás acabar la carrera que empezaste con tantísima ilusión, esa que te abría esperanzadores caminos, que te dibujaba una sonrisa en la cara.

Tú, que sabes del sufrimiento de muchas familias despojadas de sus recuerdos, arrancadas a la fuerza de sus casas por los bancos cuya deuda te están obligando a pagar.

Tú, que has vivido el despido injusto de tus amigos, que has tenido que consolarles mientras se preguntaban, con el corazón en un puño, cuánto les durarían los pocos ahorros conseguidos tras años de esfuerzo.

Tú, que piensas cada noche, entre lágrimas, en tener que dejarlo todo atrás porque aquí ya no tienes futuro.

Tú, que has visto gente inocente empapada en sangre, víctima de la represión del Estado, por protestar por sus derechos, por tus derechos.

Tú, que tratas de silenciar tu conciencia ignorando esas imágenes que te llegan de jóvenes y ancianos a los que han dejado sin nada, a los que no les queda otro remedio que buscar en la basura cualquier cosa que comer.

Tú, que firmaste una hipoteca que no sabes si podrás seguir pagando, que tiemblas al abrir cada factura, que mides cada euro que gastas como si fuese el último.

Tú, que sientes cómo se te parte el alma cuando convierten en lujo, sin preguntarte, todo lo que alguna vez creíste derecho.

Tú, que sabes, en el fondo, aunque se empeñen en decirte lo contrario, que no eres culpable de llevar meses sin trabajo, que no es culpa tuya que tus hijos tengan que quedarse sin regalos de Navidad un año más.

Tú, que trabajas horas extra sin cobrar para enriquecer los bolsillos de una empresa que amenaza con despedirte si no cumples con sus injustas condiciones, que ya has tenido que decir adiós a muchos compañeros.

Tú, que tienes que elegir cuidadosamente entre comida o medicamentos, que gritas de rabia y lloras de impotencia al ver que te privan de tu derecho a curarte, sólo porque no puedes pagarlo.

Tú, que dices con orgullo que la lucha no va contigo sin ser consciente de cuántos de los que hoy se ven sin techo y sin comida dijeron, alguna vez, esa frase antes que tú.

Tú, que sabes que si no protestas, si no actúas, condenas a tus hijos, a tus nietos, a un sino de miserias inciertas.

Tú, que usas el miedo de hoy como excusa para delegar en otros la lucha por el mañana, tu lucha, la de todos.

 Tú, que deseas que esto cambie,

¿qué motivos tienes para no apoyar la huelga general?

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios